miércoles, 7 de diciembre de 2011

Nokia World: "Developers & Accessibility"


"Desarrolladores y accesibilidad" fue el tema propuesto por Nokia a nuestra Directora General, Caroline Ragot (Managing Director, grupo Code Factory) para realizar una ponencia en el Nokia World de este año.

El evento, que tuvo lugar los días 26 y 27 de octubre en Londres, fue inaugurado por el nuevo presidente y CEO de Nokia: Stephen Elop.

En él, Caroline explicó cuáles son las dificultades y las barreras tecnológicas que habitualmente se encuentran los desarrolladores para poder crear software de accesibilidad para personas ciegas o con deficiencia visual.

Nuestro lector de pantallas, Mobile Speak, recoge información de lo que pasa en el teléfono y lo comunica mediante voz al usuario. Resumido de este modo parece algo muy sencillo pero en realidad es como buscar una aguja en un pajar. Hacer que la aplicación se comunique de forma natural con el sistema operativo (OS) es el principal reto para nuestros desarrolladores puesto que el OS instalado por el fabricante es, como es lógico, cerrado y muy hermético para evitar ataques maliciosos.

Lo ideal sería que todos los sistemas operativos tuvieran una API de accesibilidad (Application Programming Interface) que facilitara a nuestras aplicaciones acceder a la información que necesita en cada momento. Pero la mayoría de fabricantes no disponen de una API de ese tipo y cuando existe no es lo suficientemente completa como para poder depender solo de ella.

Por otro lado, fabricantes como Nokia, a pesar de no disponer de una API de accesibilidad, proporcionan a ciertos desarrolladores de confianza información de bajo nivel sobre sus sistemas operativos. Estas herramientas, aunque siguen siendo insuficientes, nos facilitan en cierta medida el trabajo de desarrollar las aplicaciones de accesibilidad.

Después de 10 años de experiencia en la creación de soluciones de accesibilidad, podemos decir que hoy en día sigue siendo una tarea difícil pero muy gratificante. Miles de usuarios con discapacidad visual en más de 50 países utilizan sus móviles de forma sencilla gracias a nuestros productos.

Caroline concluyo su discurso diciendo: "Crear smartphones accesibles para ciegos no es un sueño, es posible. Solo necesitamos trabajar juntos".

Por su parte Nokia aprovechó esta charla para anunciar el acuerdo de colaboración firmado con Code Factory para incluir Mobile Speak de serie en gran parte de sus terminales.

jueves, 10 de noviembre de 2011

La seguridad como excusa

Hace poco nos reunimos con un cliente para desarrollar un proyecto para móviles y, en concreto, definir qué plataformas íbamos a soportar.

A diferencia de otros proyectos, éste tenía una particularidad muy interesante: el cliente quería reutilizar código, escrito en C, que habían desarrollado internamente durante años en la empresa. La idea era que la aplicación móvil fuera solo el interfaz de usuario, pero que el cerebro del programa fuera código nativo.

Este requisito, muy común en las empresas que desarrollan su propia tecnología, inmediatamente descartaba una plataforma: Windows Phone 7. Y es que los ingenieros de Microsoft han restringido el uso de código nativo en su plataforma.

Esto no es nuevo, pero sí que es la primera vez que he visto, en primera persona, como esta limitación suponía un problema muy serio para un cliente.

Hace más de un año, los desarrolladores del navegador Firefox ya anunciaban que no habría soporte para Windows Phone 7 debido exactamente al mismo problema. Y es que, ¿qué empresa está dispuesta a portar decenas de miles de código nativo a C# para soportar una plataforma que aún representa un porcentaje tan pequeño del mercado?

Los motivos de Microsoft se resumen, oficialmente, en uno: la seguridad. Según los diseñadores de la plataforma el código en nativo vulnera seriamente la seguridad del sistema y simplemente no está permitido. Cualquier persona que desee desarrollar para Windows Phone 7 lo debe hacer en lenguajes managed, con una API muy limitada y concreta.

Mi pregunta es: ¿Es Android menos seguro por permitir el uso de código nativo? Yo creo que no. Hoy en día, todas las aplicaciones se ejecutan dentro de su propio proceso totalmente aislado del resto del sistema. Esto es así en Android y Windows Phone 7. Entonces, ¿qué más da si la aplicación está escrita en C#, Java o código nativo? Desde el punto de vista de la seguridad realmente ninguno.

Lejos han quedado los días en los que una aplicación escrita para MSDOS tenía control absoluto del sistema. Eso sí que era un problema de seguridad serio y, aun así, eso no impidió a Microsoft llegar a ser la empresa de software más grande del mundo.

martes, 25 de octubre de 2011

Más cerca de la Era Cashless con NFC

Seguro que últimamente oís hablar mucho sobre la tecnología NFC y os preguntáis qué es y para qué sirve, así que os explicaré de manera simple lo que debéis saber sobre este protocolo de comunicación.

NFC son las siglas en inglés de Near Field Comunication, tecnología creada en 2002 para la comunicación inalámbrica, de corto alcance y alta frecuencia, que permite el intercambio de datos entre dispositivos situados a menos de 20cm y con tiempos de conexión inferiores a 0.2 segundos.

Los dispositivos que podemos conectar mediante NFC con solo acercarlos van desde otros teléfonos, un terminal TPV, etiquetas, sistemas de control de acceso, etc.

La experiencia de más utilidad en el día a día del usuario de NFC es la de hacer pagos a través de su móvil. En países como Japón o Corea ya llevan años utilizando NFC pero en Europa y EEUU su implantación está siendo mucho más lenta.

Cabe destacar un proyecto pionero en Europa llevado a cabo por Telefónica, La Caixa y Visa en la localidad de Sitges. Llamado Mobile Shopping Sitges 2010, en este proyecto participaron 1500 usuarios y 500 comercios y permite a los compradores el pago con NFC en tiendas, restaurantes o bares. Según Telefónica, el pago por móvil podría implantarse de forma masiva en España en un período entre 3 y 5 años. De hecho, esta operadora está llevando a cabo otro proyecto similar llamado Distrito NFC para los 12.500 empleados que trabajan en el Distrito C, la ciudad empresarial que Telefónica tiene a las afueras de Madrid y que además de realizar pagos también podrán utilizar el móvil para acceder al distrito.

Pero la iniciativa que ha dado más que hablar recientemente es la estrenada el pasado mes por Google, el Google Wallet, que permite realizar pagos a los clientes de la operadora Sprint, con Nexus S y clientes de CitiBank / MasterCard.

Después de esto, la pregunta que todos os estaréis haciendo es: ¿Qué necesitaré para poder empezar a utilizar NFC como método de pago?

Pues necesitarás un smartphone que disponga de tecnología NFC (a nivel de hardware y software), que tu operador te facilite una tarjeta SIM preparada para funcionar con NFC y que integre los datos bancarios, y activar la app correspondiente cuando se vaya a utilizar el monedero (Ej. “monedero digital").

La segunda pregunta que os estaréis haciendo es: ¿Qué pasa si pierdo mi teléfono? Pues es tan seguro o más que tus tarjetas de crédito ya que en tu móvil tienes un pin, un código de desbloqueo y además puedes activar una clave adicional para cantidades elevadas, por ejemplo.

Pero no nos quedemos solo con el NFC como sistema de pago. Son muchas las utilidades de esta tecnología. Otro ejemplo es la lectura de información de etiquetas RFID que pueden ser colocadas en edificios, folletos, material publicitario, ropa o museos.

Esperamos no tardar demasiado en poder utilizar todas estas aplicaciones en nuestro día a día a pesar de que algunos fabricantes como Apple siguen sin incluir NFC en sus nuevos terminales. Por otro lado, Nokia está lanzando juegos que utilizan NFC y BlackBerry, por su parte, ha presentado bastantes dispositivos que sí que disponen de NFC. Así que solo falta que los proveedores de servicios, operadoras y bancos se pongan de acuerdo.

martes, 20 de septiembre de 2011

El potencial de las apps móviles

Dice TechCrunch que los usuarios de smartphones pasan más tiempo con sus apps móviles que navegando por internet. Por otro lado, si los dispositivos Android, Apple y BlackBerry suman cerca del 90% del total de teléfonos móviles que se usan en EEUU (ver gráfico al final de la noticia del enlace), uno se da cuenta de que en ese país apenas quedan teléfonos móviles que no sean smartphones (e intuye que en el resto de países desarrollados las cifras no deben ser muy distintas).

Con esos datos sobre la mesa, es extraño que  las apps para móviles jueguen todavía un papel tan discreto en casi todo. Da la sensación de que los publicistas y gente de marketing no se hayan fijado aún en los dispositivos móviles. Y si lo han hecho está claro que no les otorgan la importancia que según las cifras deberían tener.

Es verdad que empezamos a ver anuncios de compañías que te invitan a bajar una app a tu teléfono, pero la proporción de ofertas de ese tipo con respecto al tradicional "visite nuestra web" no concuerda en absoluto con las estadísticas de más arriba. Cuantiosos presupuestos en publicidad se destinan casi por completo a lograr presencia en internet: un buen site corporativo, popups que duran en pantalla lo que tardas en encontrar la (X) para cerrarlos, campañas de enlaces patrocinados, etc.

Sorprende que el campo de las apps con fines de marketing y fidelización sea un terreno tan virgen a estas alturas. El potencial es enorme: los números dicen que la gente pasa más tiempo con su smartphone que navegando con el ordenador. Los consumidores están cambiando su relación con la tecnología y para muchas personas una app móvil queda ya más a mano que una página web.

Es cuestión de tiempo que estas tendencias se reflejen en las estrategias de marketing y publicidad. Cuando eso pase los desarrolladores de apps vamos a tener mucha faena.