lunes, 6 de febrero de 2012

La generación "Smart"



Que la tecnología avanza muy deprisa es algo que asumimos, pero tal vez no estemos preparados semejantes cambios en tan corto plazo de tiempo.

Y es que son muchos los cambios que en los próximos años afectarán a nuestra vida cotidiana. Algunas generaciones pasarán de asistir al nacimiento de la televisión en blanco y negro a interactuar con la nueva televisión inteligente o Smart TV.

La Smart TV, que ya fue la gran estrella junto a las tablets, de la última edición del CES en Las Vegas (la feria internacional de tecnología más importante del mundo) va a ser la que más dará que hablar en muy breve.

La televisión inteligente nos permite, entre otras cosas, ver videos en streaming, jugar online, instalar apps o simplemente comentar nuestra serie favorita en las redes sociales. Algunos modelos de Smart TV que ya hemos podido ver están equipados con micrófonos que permiten cambiar de canal o subir el volumen con la voz. Gracias a la cámara incorporada, se pueden también controlar con gestos mientras navegamos por internet, por las aplicaciones o por las redes sociales.

Se espera mucha competencia entre Google y Apple en el mundo de las Smart TV. Algún fabricante ya ha empezado a introducir Ice Cream Sandwich (última versión del sistema operativo Android de Google) en sus modelos de Smart TV, mientras estamos a la espera que Apple presente su iTV.

Pero la evolución tecnológica de los electrodomésticos no se queda en la televisión. El equipo de música, la nevera, el horno y cualquier otro aparato casero inanimado que podamos imaginar va a cobrar vida para interactuar vía internet con otros aparatos haciendo que nuestro hogar sea cada vez más inteligente

Un ejemplo es el sistema Smart thinQ de LG, que entre otras funciones pretende gestionar de manera eficiente el uso de los electrodomésticos conectándolos entre ellos, con el smartphone o con la televisión. Así podemos saber desde el salón si nuestra lavadora ha terminado su programa o encender el horno de camino a casa.

En la gama de los electrodomésticos inteligentes, LG también presentó en el CES su nuevo modelo de frigorífico que con la aplicación Smart Manager permitirá revisar qué comida hay dentro de la nevera, saber cuándo caducará, ayudará a hacer la lista de la compra y enviarla a supermercado e incluso buscará recetas y le comunicará al horno los parámetros de necesarios para su elaboración.

Pero la conectividad de las cosas no termina en los electrodomésticos. El coche va a ser otra parte importante de la nueva era "smart". Y es que hay muchos fabricantes avanzando en el campo de la conducción autónoma, el control por voz e incluso en la introducción de pantallas táctiles en el parabrisas o en las ventanillas de los pasajeros para que estos puedan jugar, leer, etc.

Hasta Google, que como sabemos está en todas partes, tiene también algo que decir aquí con su proyecto Google Driverless Car, cuyos esfuerzos de investigación se centran en el pilotaje automático de vehículos mediante un software inteligente que combina el uso de cámaras, sensores, radares e información extraída de Google Street View.

A ver qué será lo próximo.